Notice: Undefined index: wpct_buffer in /home/desarmados/public_html/wp-content/plugins/wp-clone-template/main.php on line 107
Después de la guerra: conociendo los territorios indígenas - Desarmados
Desarmados > Blog > Sin categoría > Después de la guerra: conociendo los territorios indígenas

Después de la guerra: conociendo los territorios indígenas

22 marzo, 2018
COMPARTE

En las décadas anteriores el sur del país fue declarado por el Estado Colombiano como zona roja, por lo cual se conocía poco lo sobre lo que ocurría en departamentos como el Putumayo ¿Cómo eran sus gentes? ¿Qué resguardaban ambientalmente? Y sobre todo ¿Cómo vivían sus culturas indígenas en un extenso territorio donde estaban en medio del fuego cruzado?

En ese sentido, el proceso de paz con las FARC abrió una ventana de oportunidades, entre esas tenemos la posibilidad de conocer de manera profunda los territorios y culturas aisladas por la distancia de las grandes ciudades, pero también por el alto nivel de confrontación armada entre los actores involucrados en el conflicto armado interno. Algunas de estas zonas y culturas tienen importantes niveles de organización que han sido capaces de sostenerse en el tiempo a pesar de las dificultades, las balas que han atravesado sus entrañas y la sangre que se ha derramado en el camino recorrido hasta hoy.

Dentro del escenario anterior se destaca el resguardo de Yunguillo, ubicado al norte de Mocoa, capital del Putumayo y el municipio de Santa Rosa, jurisdicción del Cauca, caracterizado por una topografía quebrada, al igual que un paisaje definido por el río Caquetá. Esta comunidad es perteneciente a la etnia Inga contando actualmente con una población que sobrepasa los 1.500 habitantes. Para el 2015 recibieron una excelente noticia que los cobija como comunidad debido a que el reguardo paso de tener 4320 Ha a 26.716, una cifra importante para la conservación de su territorio ancestral y el fomento de sus culturas que se manifiesta en el plan de vida construido

Cuentan en la comunidad que por mucho tiempo en el cabildo las máximas autoridades fueron médicos tradicionales de la cultura yagé, pero a medida que fue llegando la educación occidental las costumbres se han ido cambiando, por lo cual ellos mismos reconocen que el proceso de educación tradicional se ha ido debilitando, en ese sentido a través de su plan de vida manifiestan que en las tres últimas décadas se han buscado estrategias para fortalecer los conocimientos propios a través del Proyecto de Educación Comunitaria (PEC), en el marco del Sistema de Educación Indígena Propia (SEIP), que rige para los pueblos indígenas de Colombia. Se propone fortalecer este proyecto y el currículo propio, articulándolo con el Plan Integral de Vida, y la Reglas y el Pacto de Convivencia”[i]. Una apuesta relevante en aras de mejorar sus condiciones, si perder por completo sus tradiciones.

Es en relación a lo anterior donde ocurre algo bien  particular, y es que precisamente sus luchas van desde la contención de los colonos y los campesinos en sus tierras, evitando la tumba de bosque y por ende el deterioro de su territorio, pasando por la prohibición a tener cultivos de coca en su jurisdicción para evitar (según ellos) la maldad y la guerra, llegando hasta  las luchas y retos que se encuentran en la educación, que ahora se representa en la comunidad ante todo en la escuela.

Es en este último elemento donde se posibilita el entendimiento de la educación contextualizada y necesaria para la comunidad, en la medida que si algún estudiante comete faltas graves en la escuela o el colegio antes que ser castigado es llevado el fin de semana a tomar Yagé, un brebaje fuertemente alucinógeno durante el cual (según los maestros y ancestros de la comunidad) los niños podrán dimensionar y encontrarse con el bien y con el mal, ante esto, la próxima vez que vayan a cometer faltas graves sabrán que les esperara en uno u otro de los caminos. Algo escandalinzate para muchos en la ciudad donde todo el contacto con lo alucinógeno es entendido en relación a lo malo y lo desastroso, pero relevante para el continuar y trasegar de una cultura que ante las amenazas de desaparecer se organiza, lucha, pero ante todo se forma.

.

Fernando Muñoz Cardona.

Estudiante de Licenciatura en Ciencias Sociales.

[i] Plan Integral de Vida del Resguardo Inga de Yunguillo. Pág 44. Disponible en: http://siic.mininterior.gov.co/sites/default/files/plan_integral_de_vida_del_resguardo_indigena_yunquillo.pdf